Perdidos en este rincón....

jueves, 20 de noviembre de 2008

TUS MANOS


Sentir tus manos en mi espalda fue la señal de que todo iría bien,
de que las intuiciones que había tenido no me habían engañado,
una vez más.

Aún recuerdo la sensación que tuve
la primera vez al sentirlas rozando mi piel,
toda una corriente de energía me recorrió todo el cuerpo.

Con su solo tacto transmitían calor, frío,
excitación, deseo…
Tantas sensaciones que son difíciles de describirlas,
sólo se que quiero volver a sentirlas sobre mi piel.

Sin Amor, Sólo Sudor

1 comentario:

CyberAngel dijo...

Que sensual, aunque en tus palabras siento algo de soledad!!

Un abrazo Embrujo de luna!!