Perdidos en este rincón....

domingo, 8 de julio de 2018

BÚSQUEDA

Búscame en medio
de ese olor a café
recién hecho...

Búscame en medio de
esas carcajadas que
ya no resuenan...

Búscame en medio
de ese debate airado
que ya no se produce...

Búscame entre los
escombros de
cualquier serie...

Búscame en medio
de la noche, bajo
interminables charlas
a la luz de la luna...

Búscame entre los
pliegues de tus brazos,
ahora vacíos...

Y, si no sabes donde
buscarme,
tal vez, es que ya no
quiero me encuentres...



2 de julio de 2018

lunes, 14 de mayo de 2018

REFLEXIONES

Qué complicado es cuando dices frases
sin ánimo de nada y se
interpreta como un afán de control.

Qué difícil es dar con el punto exacto
en la comunicación escrita,
para no dar pie a malentendidos
estúpidos que pervierten las
relaciones.

Con que fragilidad podemos herir
a quienes amamos sin darnos
cuenta de que nuestras frases
pueden ofender sin querer.

Que complicado todo,
o nosotros nos complicamos
aún más




                              14/05/18

lunes, 7 de mayo de 2018

RESPUESTA

Y me preguntas qué 
te haría...

Quiero vendarte lo ojos,
y que lo único que
hagas es 
SENTIR

Quiero que sientas las
puntas de mis uñas
recorrer cada milímetro
de esa piel que tanto
me atrae

Quiero recorrer con las
yemas de mis dedos
ese torso, mientras la
punta de mi lengua
se pierde en esos pezones
hasta que estén erectos

Quiero perderme entre
el lóbulo de tu oreja
y esos labios carnosos
y despistarme en tu
cuello, mientras mis 
dedos se enredan en
tu pelo

Quiero oír tus jadeos, 
mientras mi lengua,
mis manos y mi boca,
juegan con tu verga
una y otra vez,
sin que llegues a
expulsar el líquido
preciado

Quiero hacer que
te olvides de una 
parte de ti, y 
que dejes salir
esa parte que te
niegas de ser receptor
de placer.

Eso, y más, quiero
hacerte

                            7/05/18

lunes, 29 de enero de 2018

MENDIGAR

Y en un momento dado
de nuestras vidas,
todos mendigamos.

Mendigamos una mirada,
mendigamos una sonrisa,
mendigamos un abrazo,
mendigamos una caricia.

Mendigamos palabras que,
a veces, no
fluyen.

Y seguimos mendigando
un mensaje, una
llamada.

Incluso, a veces,
mendigamos señales
de humo inexistentes.

Quien no haya mendigado
alguna vez, 
que tire la primera
piedra




25 de Enero de 2018